Seamos responsables, ¡cuidemos el agua entre todos! Únicamente deje el agua corriendo mientras se enjuaga la boca: ¿Qué es lo más simple que puede hacer? ¡Cerrar la llave del agua mientras se cepilla los dientes!

Si deja el agua corriendo, usted puede terminar usando hasta 15 litros de agua cada vez que se lava los dientes
Use el agua de la llave solo para humedecer su cepillo (o no lo humedezca para nada) y ábrala de nuevo cuando se enjuague la boca. Con esta pequeña acción, usted habrá lavado sus dientes y además ayudado al medio ambiente.

Por hernanc