En el Banco de Sangre de la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Brinkmann, también se realiza la donación de médula ósea. Es una campaña que se realiza desde Córdoba para el INCUCAI, que significa pertenecer a un registro mundial de donantes.
Es básicamente una donación de sangre donde se toma una muestra, se le hacen todos los análisis pedidos por ley, un estudio genético y una tipificación de la sangre. Luego se manda a un laboratorio de Estados Unidos, donde si pasó favorablemente todos los análisis, recibe la categoría de “potencial donante de médula”.
Como las compatibilidades son muy difíciles ya que aún dentro de una misma familia no son compatibles, se busca que la mayor cantidad de personas posibles sean donantes. Inclusive puede ser el caso de no tener compatibilidad con nadie y nunca ser llamado o ser compatible y poder donar médula a alguien en otro lugar del mundo. En ese caso nuevamente será consultado si quiere donar, pudiendo rechazar el pedido.
Cada persona que dona médula recibe un código donde puede realizar su seguimiento en la página del INCUCAI. Es bueno aclarar que en ningún momento el donante deberá trasladarse a otro lugar. Todo se realiza en nuestra ciudad.
Desterrando mitos, no existe punción en la espalda ya que esa es médula espinal. La donación es de médula ósea, o sea una simple extracción de sangre.
Y desterrando un mito más, la donación de sangre, plasma o médula no es como un análisis de sangre donde hay que estar en ayunas. Se puede desayunar frutas e infusiones, solo evitar grasas y lácteos enteros.
Además el Banco de Sangre tiene flexibilidad en días y horarios para adaptarse a las condiciones del donante. Y asi todos tengamos la posibilidad de ayudar a quien nos necesita.